INCONTINENCIA

La incontinencia urinaria es la pérdida de control de la vejiga. Esta patología puede presentarse desde leve con una pérdida ligera de orina hasta más grave con salida incontrolable y abundante de ésta. Puede ocurrirle tanto a hombres como a mujeres, pero es mucho más frecuente en mujeres tras partos vaginales y en mujeres con menopausia. Esta pérdida de control de la vejiga se debe a que los músculos están demasiado débiles o demasiado activos. Si están débiles en cualquier esfuerzo (toser, levantar peso, etc.) puede haber una pérdida de orina y estaríamos haciendo referencia a incontinencia de esfuerzo. Si están demasiado activos se siente una fuerte necesidad de ir al baño, aunque haya poca orina en la vejiga (incontinencia de urgencia). Existen otros tipos de incontinencia, pero estos dos son los más comunes.

de incontinencia, pero estos dos son los más comunes.

Como lo abordamos?

Realizaremos una valoración personalizada buscando el origen del problema y trabajando sobre él. En el tratamiento de la incontinencia urinaria lo más importante es la reeducación del suelo pélvico. Pero el tratamiento incluirá exploración, trabajo visceral, trabajo postural, prevención de situaciones que puedan generar un aumento de la presión abdominal, reeducación de la musculatura que ayuda a la continencia, trabajo de los diafragmas torácico y pélvico, ejercicios hipopresivos, terapia con tecnología vibra 3.0,…

Además del tratamiento del suelo pélvico y su reeducación, es importante la recomendación de algunos cambios comportamentales básicos, tales como controlar la ingesta excesiva de agua, evitar bebidas estimulantes, evitar tabaco, disminución de peso en caso necesario y preactivación del suelo pélvico y transverso abdominal en caso de esfuerzos.