Ecografía

La ecografía en fisioterapia

Es una prueba no invasiva, inocua e indolora que permite detectar problemas en las partes blandas, como músculos, tendones o ligamentos, así como en el hueso cortical.
Una gran ventaja de utilizar la eco para diagnosticar es su rapidez, lo que permite comenzar a aplicar el tratamiento sin demora.
Otro punto a favor de la ecografía es que permite seguir la evolución de todo tipo de lesiones musculoesqueléticas y así ir modificando la técnica en función de la necesidad clínica.

Pedir una cita

¿Cómo funciona un ecógrafo?

El paciente se coloca sentado o tumbado sobre una camilla y el fisioterapeuta mueve la sonda sobre la piel en la parte del cuerpo objeto de examen.
La sonda emite ondas ultrasónicas sobre el cuerpo y a su vez recoge el eco de las mismas. Las ondas se convierten en una imagen que aparece en la pantalla del ecógrafo.

¿Para que patologías lo utilizamos?

• Fracturas.
• Roturas musculares.
• Esguinces.
• Hematomas.
• TendinopatÍas.
• Contusiones.
• Calcificaciones.
• Fascitis.
• Fibrosis.
• Espolones.

Pedir una cita