Electrolisis percutanea intratisular, EPI

¿Qué es la EPI, electrolisis percutánea intratisular?

La Electrolisis Percutánea Intratisular, también conocida como EPI, es una técnica mínimamente invasiva que consiste en aplicar una corriente galvánica para reparar un tejido dañado.

La EPI en fisioterapia se realiza con una aguja de acupuntura a través de la cual se transmite una corriente galvánica de alta intensidad durante un corto periodo de tiempo en diferentes puntos del tejido dañado.

Pedir una cita

¿Cómo funciona la técnica EPI?

El objetivo es producir una respuesta biológica que active los mecanismos fisiológicos de regeneración del tejido ( tendón, músculo, ligamento).

La corriente produce una reacción química (electrolisis) que destruye el tejido dañado dejando intacto el tejido nuevo.

¿Qué beneficios se consiguen con el tratamiento EPI?

Es un tratamiento muy localizado y al combinarto con la utilización de un equipo ecográfico permite localizar y focalizar la aplicación de la técnica con total precisión en el tejido dañado.

La EPI tiene una tasa de efectividad en torno al 85%. Mucho más que otros tratamientos más convencionales en fisioterapia (como láser,ultrasonido ondas de choque) o en medicina ( cirugía o fármacos así como infiltraciones).

Las recaídas tras aplicar la EPI en fisioterapia son escasas.

¿Qué podemos tratar con la electrólisis percutánea intratisular?

La EPI está indicada para tratar numerosas lesiones del sistema neuromusculoesquelético, como por ejemplo:

  • Tendinitis.
  • Tendinosis.
  • Periostitis.
  • Meniscopatías.
  • Neuropatías.
  • Roturas musculares agudas y crónicas.
  • Síndrome del túnel carpiano.

Pedir una cita