BRUXISMO

El bruxismo es un trastorno muy común de la articulación temporo-mandibular (ATM). Provoca tensión y movimiento dental involuntario así como dolor en la región mandibular y, en ocasiones, dental. Detectarlo a tiempo es sumamente importante para el mejor pronostico del problema.

 ¿Qué posible origen puede tener?

Hay muchos factores que pueden estar asociados y llevar al bruxismo, nerviosismo, estrés, disfunción de la articulación, problemas cervicales, craneales, posturales, trastorno del sueño, etc... pueden producir otros síntomas, Los dientes chirrían, crepitan o crujen por la noche, el paciente amanece con mucha tensión en mandíbula y/o sienes, cefalea matutina, signos en el oído (pitidos, ruidos), dolor cervical, irritabilidad, nerviosismo, desgaste dentario o del esmalte, encías sensibles, y en casos más avanzados fractura de dientes y desgaste extremo.

 ¿Cómo lo tratamos?

El tratamiento es mediante terapia manualortopedica, osteopátia completamente indolora y suave que realizamos a nivel de las ATMs, craneal, cervical, postura. Dependiendo de cada caso abordamos la disfunción (discal, condilodiscal, maseterina, etc…) de una forma u otra. Por eso lo importante es que nuestros especialistas diagnostiquen correctamente y tomar en serio las recomendaciones necesarias y específicas para cada caso. Además en la Clínica FISALDE contamos con las últimas tecnologías para completar el tratamiento y conseguir una pronta recuperación, en este caso, con un láser de alta potencia que ayudará a disminuir el dolor, inflamación y regenerar los tejidos gracias a su gran efecto bioestimulante.