EJERCICIO TERAPÉUTICO Y READAPTACIÓN FUNCIONAL

Actualmente sabemos que el sedentarismo es considerado una señal de peligro para nuestro cerebro y por tanto para nuestro sistema inmune, lo que desencadena una serie de desadaptaciones en el resto de nuestros sistemas que finalmente pueden acabar en lesión. Es por ello que, además de tratar la lesión con diferentes técnicas (manual, osteopatía, tecarterapia) debemos devolver también la funcionalidad de los tejidos lesionados a través del ejercicio terapéutico y la readaptación.

El ejercicio terapéutico y readaptación consisten en la prescripción de un programa específico de actividad física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal  con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud. Todo ello realizando una valoración inicial  por parte de un fisioterapeuta, que elaborará un programa de intervención con el fin de alcanzar los objetivos propuestos.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Acelera la recuperación ante una lesión
  • Mejora la movilidad
  • Previene de posibles recaídas u otras lesiones
  • Reduce o elimina Dolores musculares y articulares
  • En ocasiones puede ayudar a evitar cirugías y contribuye a una recuperación postquirúrgica más rápida y eficaz
  • Ayuda en la adquisición de buenos hábitos posturales
  • Disminuye el estrés, depresión y/o fatiga
  • Trabaja y mejora la capacidad respiratoria
  • Mejora la calidad del sueño