SUELO PÉLVICO

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su normal funcionamiento.

La recuperación del suelo pélvico no solo se enfoca a la mujer después de dar a luz, una mujer o un hombre en cualquier etapa de su vida puede necesitar este tratamiento.

Patologías a nivel de suelo pélvico:

  • Incontinencia urinaria: consiste en la pérdida involuntaria de orina. Puede ser de esfuerzo, de urgencia o mixta. Cuando es de esfuerzo habrá escapes de orina al reír, al hacer algún tipo de ejercicio o esfuerzo, etc. y cuando es de urgencia habrá una necesidad repentina de orinar y que no podrá retener.
  • Prolapsos: desplazamiento de órganos de manera que desciendan o se salgan de su ubicación natural a través de la vagina, debido a nuestra posición en bipedestación y las características de la pelvis femenina, debido a esfuerzos repetidos, tras el parto o tras ciertas cirugías. Puede tratarse de útero, vejiga o recto. El tratamiento irá destinado a mejorar o evitar los síntomas.
  • Dolor pélvico crónico debido a la hipertonía del suelo pélvico.
  • Dispareunias, molestias o disconfor en las relaciones sexuales
  • Dolor después del parto sobre todo cuando hay alguna complicación y se utiliza fórceps o ventosas o cuando se produce una episiotomía o algún desgarro que provocará un tejido cicatricial el cual se tendrá que tratar.
  • Postcirugía abdominal y ginecológica.
  • Pubalgia, hace referencia a una serie de lesiones que afectan a diferentes grupos musculares de la zona inguinal y que manifiestan con dolor en el pubis o parte baja del abdomen.

Técnicas que utilizamos:

  • Reeducación de suelo pélvico, diafragma y musculatura abdominal mediante ejercicios con biofeedback.
  • Terapia manual a nivel intracavitario vaginal y/o anal.
  • Terapia manual abdominal.
  • Ejercicios hipopresivos en los que se elimina la presión sobre la musculatura del suelo pélvico.
  • Ejercicios para normalizar el tono basal del suelo pélvico.
  • Técnicas de relajación.
  • Electro-estimulación y electro-biofeedback.
  • Todas estas terapias las combinaremos con avanzada tecnología que tenemos a nuestra disposición cuando sea necesario.