LUXACIÓN CONGÉNITA DE CADERA

Esta luxación es la pérdida de contacto entre el fémur y el acetábulo de la pelvis, hay una alteración en la cabeza femoral, en la pelvis o en ambas. Se dice que es congénita porque ocurre durante el parto o durante el desarrollo del niño desde el nacimiento.

Las causas pueden ser géneticas como laxitud articular, que se presente un parto de nalgas  y que haya una anomalía en el desarrollo de la cadera.

POSIBLES SINTOMAS.

Los pediatras revisan exhaustivamente al bebé en los primeros meses de vida y es raro que la displasia de cadera pase desapercibida. Puede ser que se diagnostique más tarde o que usted le note alguna anomalía en espalda y piernas como pueden ser: una pierna más larga que otra, cuando comienza a caminar podemos observar que camina con dificultad, inestabilidad en la cadera, cuando le cambias el pañal una cadera esta mas flexible que la otra, notará que los pliegues de las nalgas son asimétricos, problemas de espalda, etc.

TRATAMIENTO.

El tipo de tratamiento a implementar depende de la edad a la que se haga el diagnostico y el grado de complicación. Es importante saber que en algunos casos las caderas inestables al nacimiento se vuelven estables en las primeras 3 semanas y no requieren tratamiento. Cuando el diagnostico es precoz (de 0-6 meses) el pediatra recomendará un tratamiento conservador (férula).

Si el niño presenta alguna anomalía de las mencionadas anteriormente o el diagnostico es más tardío el tratamiento fisioterapico ayudaría a una pronta y mejora recuperación.

El tratamiento constaría terapia manual pediátrica para que no haya acortamiento de tejidos blandos que impidan la estabilización de la cadera, tratamiento posicional que evite posturas de inestabilidad de cadera y trabajo propioceptivo ayudandonos de tecnologías como imoove.