Luxaciones

¿Qué son las luxaciones?

La luxación es una lesión dolorosa que consiste en la separación de los huesos que forman una articulación normalmente con desgarro o rotura del complejo capsulo ligamentoso que la rodea. Cuando los huesos no están separados del todo se denomina subluxación.

Las luxaciones pueden ir acompañadas de lesiones en otros tejidos del sistema musculoesquelético como fracturas, esguinces o roturas de tendones.

Lo habitual es que las luxaciones afecten a las extremidades, como el complejo articular del hombro pero también pueden también pueden ocurrir en otras partes de la anatomía como la columna, el cuello o la mandíbula.

Pedir una cita

Síntomas

Los síntomas de una luxación son dolor intenso, impotencia funcional inmediata y absoluta, deformidad, pérdida de sensibilidad y si hay daño en los tejidos blandos, hematoma.

La zona que rodea a la luxación también duele y es sensible al tacto.

Causa de este dolor

Las luxaciones suelen deberse a un traumatismo ya sea como consecuencia de una caída o un accidente de tráfico. También son recurrentes las luxaciones por desgaste durante las actividades diarias o por movimientos vibratorios y sacudidas.

Otra de las causas es el uso excesivo, como por ejemplo en un entrenamiento deportivo muy intenso o durante la práctica de determinados deportes.

Trastornos como el síndrome de Ehlers-Danlos aumentan la probabilidad de sufrir una luxación. Este síndrome, que es hereditario y poco frecuente, afecta al tejido conjuntivo haciendo que las articulaciones sean extremadamente flexibles.

Tipos de luxaciones

Existen cuatro tipos de luxaciones.

  • Agudas: producidas por un traumatismo, pero no hay luxaciones anteriores ni tiene complicaciones.
  • Inveterada o crónica: cuando la cicatrización y adherencias de los tejidos blandos imposibilitan que el hueso vuelva a su posición original.
  • Recidivantes: es común en deportistas y ocurre cuando una articulación ya ha sufrido más de una luxación.
  • Habituales: las sufren personas con una patología articular es decir, con alguna enfermedad que afecte a los ligamentos o la cápsula articular. Un ejemplo de esto es las personas afectadas por el síndrome de Marfan.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento para la luxaciones consiste en un proceso de estabilización de la musculatura para evitar recidivas que puedan llevar a la cronificación.

Además, para el alivio del dolor y la inflamación producida utilizaremos Diatermia, Láser de alta potencia y diversas terapias manuales para calmar los síntomas tanto de una primera luxación como de una recidiva.

Cómo prevenir las luxaciones

Tomar precauciones para evitar caídas y practicar deporte y entrenar de forma segura.
En el caso de haber tenido ya alguna luxación, realizar los ejercicios de fortalecimiento y estabilidad recomendados por el fisioterapeuta con el fin de mejorar el soporte de la articulación.

Pedir una cita