Tendinitis de Quervain

¿Qué es?

La tendinitis o tenosinovitis de De Quervain es una afección muy dolorosa que afecta a la muñeca. Se trata de la inflamación de la vaina que recubre dos de los tendones de la muñeca: el que separa el pulgar (abductor largo) y uno de los extensores de este dedo (extensor corto).

Se produce dolor al realizar movimientos de la muñeca y la mano. Los movimientos repetitivos pueden empeorarla.

Pedir una cita

Síntomas de la tendinitis de Quervain

Los síntomas de esta tendinitis son dolor e inflamación en la zona de la base del pulgar y dificultad para mover este dedo dando incluso la sensación de quedarse trabado.

También dificulta acciones que impliquen asir o pellizcar e incluso puede haber la impresión de agujas clavándose en la zona.

Si no se trata a tiempo el dolor se puede extender por el antebrazo.

Causas y factores de riesgo

La causa más común de la tendinitis de De Quervain está relacionada con actividades cotidianas o deportivas que impliquen gestos repetitivos con las manos. La repetición de un movimiento muy a menudo puede irritar la vaina que recubre los tendones y provoca hinchazón que dificulta el movimiento.

Si la tendinitis de De Quervain se produce en el postparto su origen puede ser metabólico-hormonal.

Como factores riesgo encontramos:

  • La edad y el sexo. Se es más proclive a padecerla las personas que tienen entre 30 y 50 años y es más frecuente entre mujeres.
  • Embarazo. En algunos casos esta patología está asociada al embarazo debido a los cambios metabólicos y hormonales. También se asocia al cuidado del bebé por uso reiterado de los pulgares como apalancamiento para levantar al niño.
  • Deportes como el tenis o golf, y empleos que supongan movimientos repetitivos de la mano y la muñeca.

Tratamiento de la patología

El tratamiento de la tendinitis de De Quervain consistirá en aplicar técnicas de osteopatía y fisioterapia como Fibrólisis Diacutánea ejercicios de reeducación, vendaje neuromuscular (Kinesiotape), entre otros.

Así mismo, contamos con múltiples tecnologías de última generación para acelerar el proceso de recuperación como son la Electrolisis Percutánea Intratisular Ecoguiada (EPI), el Láser de alta potencia y las ondas de choque.

Pedir una cita