TENDINOPATÍA ROTULIANA

Consiste en la inflamación del tendón rotuliano, que es el que conecta la rótula con la tibia. Los síntomas son dolor, especialmente al doblar o estirar la rodilla, al subir las escaleras o en la práctica deportiva, además de sensibilidad en la zona y engrosamiento del mismo. Las causas principales son los microtraumatismos repetitivos acompañados de una biomecánica articular deficiente.

En FISALDE lo primero que haremos será hayar la razón por la cual el tendón no es capaz de soportar la carga aplicada, ya sea deportiva laboral o en el día a día, para reducirla, además de optimizar la biomecánica y funcionalidad del tobillo mediante técnicas Osteopáticas y de terapia manual. Para el control del dolor y la inflamación y una mejor recuperación del tendón usaremos a su vez técnica de Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI), Ondas de choque, Láser, Diatermia y Vavusport.